Peugeot Metropolis 400

Peugeot Metropolis 400

Peugeot Metropolis 400. Prueba. Peugeot ha desarrollado con el Metropolis un scooter de tres ruedas urbano, compacto, con estilo y aptitudes dinámicas que combina las ventajas de los coches con las de los vehículos de dos ruedas. Llama la atención nada más verlo por su estética moderna y dinámica, pero a su vez proporcionada. Además, sus faros incorporan dos potentes bombillas halógenas 2×55 W e integra LED en cada una de las dos ópticas.

Una de las características que hereda de los automóviles es que la suspensión de aluminio inyectado a presión también ofrece una doble ventaja: por una parte, una mayor rigidez y una reducción de las masas no suspendidas que aligera la dirección y facilita el control. Sus dimensiones no son muy grandes ya que se pueden comparar con la del Peugeot Satelis, lo que le otorga agilidad y te permite moverlo fácilmente entre el tráfico. También “copia” de los coche otro equipamiento: el freno de estacionamiento eléctrico. Situado en el centro del manillar, es fácilmente accesible y se activa simplemente presionando con el dedo.

El elemento que hace que este scooter sea tan particular es que el pedal de pie también actúa sobre el sistema de frenado integral. Precisamente su sistema de frenado cuenta con 3 discos (2×200 mm delantero / 1×240 mm trasero) y con un frenado integral SBC (Synchro Braking System) controlado, para mayor eficacia, por la palanca izquierda.

Peugeot Metropolis 400

Peugeot Metropolis 400

Otra de sus características es que no incorpora la tradicional llave de contacto. Peugeot ha dotado al Metropolis con la Smart Key, una llave eléctronica  que detecta a su dueño en un radio de 150 cm. Para ponerlo en marcha tan solo hay que desbloquear la dirección, desinhibir electrónicamente el vehículo girando el botón que sustituye al contacto y arrancar el motor presionando simultáneamente el botón “start” y la palanca de freno.

Prestaciones
Está propulsado por una nueva motorización que desarrolla 37,2 CV y ofrece un par de 38,1 Nm. A pesar de sus dimensiones, roza los 150 km/h en punta y se muestra casi tan veloz cuando se circula solo como con un pasajero. La altura de su sillín es baja (780 mm), incluye respaldo regulable y parabrisas ajustable.

Cuando haya un semáforo en rojo y tengas que parar, el sistema de bloqueo de inclinación del tren delantero DTW se puede activar a muy baja velocidad y te permite estabilizar el scooter parado, evitando que el piloto tenga que poner los pies en el suelo.

Peugeot ha pensado en el confort tanto del pasajero y por ello ha diseñado un respaldo integrado, asideros de sujeción perfilados y reposapiés ergonómicos plegables. Su maletero tiene un portón iluminado en el que puedes  guardar un casco integral y otro casco con visera.


 

 

Comparte Scooterlife
     

    Etiquetas: , , , , , , ,