Para escapar del pesado tráfico de la ciudad, ¿qué mejor que el Honda Vision 110? Con su nuevo motor con sistema de parada al ralentí para ahorrar en combustible. Una suspensión mejorada y una carrocería atractiva y elegante, para garantizar el máximo de diversión al conducir este conocido scooter. A su vez, otorga una postura de conducción cómoda y natural, y una gran capacidad para guardar tus cosas. Hacen del Honda Vision 110 tu mejor aliado en el camino.

Motocicleta Honda Vision 110

Debido a sus delgados retrovisores ajustados sobre una estructura más delicada, resulta más sencillo que antes desplazarte con la Vision 110 por la metrópoli. Cuenta con mayor plaza para las piernas en la superficie del piso y asiento más bajo. Todo esto procura una conducción más relajada, cómoda y con estilo.

Para seguir con la comodidad del pasajero Honda también ha tomado en cuenta en la Vision 110, los reposapiés posteriores. Que los han adelantado un tanto. Además, le hicieron una revisión meticulosa al asidero, con el fin de prometer un agarre seguro y placentero.

El Honda Vision 110 es un scooter diseñado para trasladarse por la “jungla de concreto”. Posee maniobrabilidad óptima, un costo nada exagerado y consumos adecuados.

Características

Un scooter de rueda grande y rigurosamente citadino, este es el mejor concepto Honda Vision 110. Te facilitará salir a la carretera con puntual precisión; debido a que la velocidad punta roza los 95 km x h. Por ello, Honda se ha enfocado en transformarlo en un scooter de mucha utilidad para el ritmo diario. Por sus cómodas dimensiones puede estacionarse en la puerta de cualquier edificio.

El motor del Honda Vision de 108 cc ha tenido que adaptarse a la normativa Euro4, con mucho éxito. Eso sí, esto no ha hecho que pierda ni un poco de su potencia. El Honda Vision concede una potencia máxima de 9 CV a 7.500 rpm y un par máximo de 9 Nm a 5.500 rpm. Todo se le debe a la implementación de tecnología “eSP” y alimentación de combustible mediante inyección. Es más que evidente que este no es un vehículo deportivo, pero responde de manera increíble y es fácil de controlar.

En parte, la razón de porque obtiene unos consumos tan bajos es el sistema “Idling Stop”. Que ocasiona que el motor se detenga 3 segundos cuando está al ralentí. Tan solo hay que abrir el gas para que arranque nuevamente como si nada.

El Vision 110 le debe su presteza y vigor a su parte ciclo. Por la parte delantera, el Honda Vision sostiene una horquilla telescópica convencional de 90 mm de recorrido. En la parte trasera emplea un motor basculante que lo acompaña un amortiguador único.

Sus frenos proveen un sistema de frenada combinada (CBS), que facilita un detenimiento suave para los motociclistas menos experimentados. Un disco de 220 mm y pinza de doble pistón es lo que usa en el tren delantero. En la zona posterior vemos un tambor con diámetro de 130 mm. Este scooter solo pesa unos 102 Kg, por lo que es ultra liviano y de fácil conducción.

Categorías: Honda