Tan sólo 12 meses luego de su nacimiento, el Yamaha XMAX 300 se refresca con un par de mejoras. Este scooter, que puede ser conducido con un carnet A2, ha puesto gran energía en la calidad de sus acabados. Ha perfeccionado detalles en los procesos de fabricación. Muestra de esto es su nuevo asiento “Premium”, con un diseño más elegante en 2 tonos, emblemas nuevos, además de incorporar un respaldo independiente para quien conduce.

Motocicleta Yamaha X-Max 300

El XMAX 300 cuenta ahora con novedoso panel de instrumentos LCD, en blanco y negro. Este viene con velocímetro y tacómetro, con dígitos blancos sobre fondo negro, para mejor visibilidad.

Aparte de esto, conserva las características sublimes del Yamaha X-MAX 300 del año anterior. Pero, ahora tiene tres nuevos tonos para elegir: Sonic Grey, Phantom Blue y Blazing Grey.

Características

No es tarea simple, al momento de desarrollar un nuevo scooter, perfeccionar en todo de todo, a su antecesor. El nuevo Yamaha X-Max 300 es más cómodo, mejor equipado, más efectivo, más atractivo y más veloz que el anterior 250.

Según Yamaha, el chasis X-Max 300 está más próximo a las estructuras geométricas de una moto. Una ideología de construcción en la que ya se estableció el TMAX. Entre los elementos de su parte ciclo no hay nada del otro mundo, ni sistemas de bieletas ni horquillas invertidas. Tampoco discos delanteros dobles o pinzas radiales. Sin embargo, no es que le vienen en falta y queda bien claro que sus equipos de calidad, son más que suficientes. Además reducen el peso con relación a otras opciones más exageradas. Y es que, un peso menor indica menor consumo y mejores prestaciones, al final.

Ha pasado casi una década desde que el segmento de los 250 comenzó a transformarse en 300 cc. Uno de los precursores fue el viejo Honda Scoopy. Al poco tiempo le siguión Kymco, que pasó a ser el número uno en ventas gracias al grandioso Super Dink 300. Lo curioso es que fue justamente Yamaha quién construyó esta cilindrada para los scooter medios. Aunque, de seguro, la empresa nipona no tenía buenos recuerdos asociados a su experimento Versity 300. Que fue un gran fracaso comercial, puesto que resultó ser muy avanzado para su época. Y esto ha provocado que hayamos tenido que esperar tantos años para vislumbrar el Yamaha X-Max 300.

Se ha tenido que esperar hasta el 2017 para, finalmente, conocer un X-Max 300. Y muchos te podrán decir que la espera ha valido la pena con creces. Este es un X-Max que supera en muchas cosas a cualquier otro que haya estado antes.

El término X-Max se supone es la definición de scooter GT y deportivo, veloz, elegante y de buena conducta. Si es así, pues el ejemplar 300 es el que se ha aproximado más a este concepto de todos los X-Max que han salido hasta la actualidad.

Presume ser un proyecto creado desde cero básicamente, con un nuevo motor, nueva carrocería, equipos nuevos y bastidor nuevo. De seguro, este será gran nuevo eje central de la serie X-Max, porque el resultado final y la respuesta del público han sido supremas.

Categorías: Yamaha